Las infecciones urinarias, se consideran de incidencia elevada en mujeres estimándose que se presentan en 6 de cada 10 mujeres durante su vida. (7)

En adición, se trata de infecciones de naturaleza recurrente, en parte por la amplia variedad de factores de riesgo para su desarrollo, en parte por lo común de un diagnóstico errado, pues en varios casos son asintomáticas, y porque muchas mujeres que las desarrollan no acuden al médico ya sea porque no presentan síntomas o por otras razones. (8) Esta recurrencia ha convertido a las IVU´s en un verdadero problema de salud pública pues tienen directa relación con el desarrollo de patologías crónicas como la Pielonefritis crónica. (8)
Hasta ahora, el manejo de la medicina convencional se ha sujetado al ciclo de infección – prevención utilizando primordialmente bajas dosis de antibióticos por períodos largos de tiempo. Si bien, esta es una práctica común, presenta algunos reparos, pasando por el costo económico de mantener tratamientos con antibióticos por largos períodos de tiempo, hasta el costo mismo en salud que conlleva el uso prolongado de antibióticos, resaltándose el desarrollo de resistencia y como resultado de esto la reaparición de infecciones, (5) lo cual mantiene a los pacientes dentro del círculo de la enfermedad y los expone a daños de tipo crónico. Al ser evidentes las limitaciones del tratamiento convencional de la IVU´s, la incorporación de la medicina tradicional a los tratamientos convencionales es ya reconocida a nivel mundial, y el arándano es uno de los elementos de esta medicina que más ampliamente se ha estudiado. (1)
Usos medicinales del arándano: El problema y las posibles soluciones
 
«Aunque existen numerosas cuestiones sociales y económicas apremiantes que proporcionan la utilización de la medicina Tradicional y Complementaria(MTC), el aumento previsto de la carga mundial de morbidilidad debida a enfermedades crónicas(cáncer, enfermedades del corazón, etc; es el motivo más urgente para desarrollar y fortalecer la colaboración entre los sectores de la medicina convencional y la MTC»(6)

 
La utilización del arándano en IVU´s es reconocida por la OMS y a nivel local, por el Ministerio de Salud Pública del Ecuador (MSP). (9) No está claro el mecanismo de acción del arándano sobre las IVU´s, pero se ha puesto especial atención en su capacidad antiadherente sobre las bacterias del tracto urinario. Estudios demuestran una reducción de hasta 60% en la adherencia de bacterias del tipo Escherichia coli, a las células uroepiteliales. (1)

  Esta reducción en la adhesión podría deberse a cambios en la morfología de las bacterias, aunque estudios también sugieren una reducción de la expresión genética de la bacteria. (5) Aunque esta propiedad antiadherente ha sido mayormente estudiada en las células del tracto urinario, también se ha observado un efecto antiadherente del H.pylori sobre células de la mucosa gástrica relacionado con el consumo de arándano. (1) La persistencia del efecto antiadherente también ha sido objeto de estudio, evidenciándose que se mantiene entre 8 y 10 horas después del consumo de arándano y que su capacidad para reducir la recurrencia de IVU´s se puede verificar desde las primeras 6 semanas de tratamiento. (1) Los estudios han llegado a evaluar el efecto del arándano, incluso aislando sus componentes y encontrando que el PAC (in A-type proanthocyanidins (PACs), contenido exclusivamente en esta fruta roja, sería el responsable de reducir la aparición de IVU´s’s. (5)

Si bien la OMS reconoce el uso de arándano relacionado con las IVU´s y la cistitis en adultos y en mujeres embarazadas, puntualiza la necesidad de más estudios para verificar su efectividad en pacientes con condiciones especiales como niños y pacientes que se encuentran en medio de un tratamiento médico con antibióticos o con medicinas como la warfarina. (1)

   
  En cuanto a enfermedades crónicas no transmisibles, el potencial del arándano ha sido ampliamente evaluado, evidenciándose algunos efectos específicos sobre la salud, como su capacidad de reducir el colesterol “malo”, reducir los lípidos en la sangre, inhibir el estrés oxidativo que acelera el envejecimiento y fallas del sistema cardiovascular, aumentar la capacidad antioxidante del plasma, impedir la adhesión de compuestos proinflamatorios al cuerpo o reducir el endurecimiento de la arteria aorta central. (5) Con base en esta evidencia científica, la OMS reconoce el potencial efecto del arándano, especialmente sobre enfermedades como el cáncer, la aterioesclerosis y las enfermedades cardiovasculares. (1) La variedad de estudios sobre el arándano implica una variedad de dosis y presentaciones, lo cual ha dificultado el poder establecer formas de consumo. Sin embargo, es un hecho que la fruta es demasiado ácida para consumirla sola y además que su consumo de esta forma no es recomendable, razón por la cual su uso ha sido mayormente estudiado en presentaciones procesadas (jugo, tabletas, cápsulas, extractos). Dichos estudios sugieren que productos con más de 27% de arándano en su composición pueden recomendarse para la prevención de IVU´s, mientras que jugos con más del 50% de pureza podrían tener un efecto cardioprotector.   Con base en estos antecedentes, la OMS sugiere el consumo diario de 30 a 300 ml de jugo de arándano al 30% de concentración para prevenir IVU’s en adultos, o en su defecto, la toma de 1 a 6 cápsulas diarias, equivaliendo cada cápsula a 90 ml de jugo. (1)
Marisabel Jaramillo Garcés
MASTER OF SCIENCE EUROPEAN IN FOOD SCIENCE TECHNOLOGY AND NUTRITION,     
SINT - LIEVEN HOGESCHOOL
1. Organización Mundial de la Salud (OMS) (comp.). (2009). 
Monografías en Plantas Medicinales Selectas (Vol. 4). España. 149-166.
4. Neto, C., Vinson J. Medicina Herbal: aspectos clínicos y biomoleculares (2da. Ed), 
Cap. 6: Arándano. National Center for Biotechnology Information (NCBI) (comp). 
Recuperado de: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK92762/

5. Blumberg J., Camesano T., Cassidy A., Kris-Etherton P., 
Howell A., Manach C., Ostertag M., Sies H., Skulas-Ray A., Vita J. (2013). 
Arándanos y sus constituyentes bioactivos en la salud humana. Revista Advances in Nutrition, Vol. 4. 618-632. 
Recuperado de: http://advances.nutrition.org/content/4/6/618.full

6.Medrano, C., (2013). La OMS apuesta por las terapias naturales (artículo informativo). 
Recuperado de: http://sanandose.com/la-oms-apuesta-por-las-terapias-naturales/

7.Hisano, M., Bruschini, H., Nicodemo, N., Srougi, M., (2012). 
Arándano y prevención de infecciones de las vías urinarias bajas. 
National Center for Biotechnology Information (NCBI) (comp) Revista Clinics 67 (6). 661-667. 
Recuperado de: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3370320/

8.Chalá P., Treder, M., (2013). 
Incidencia de las infecciones en vías urinarias, en mujeres en edad fértil de 20 a 40 años y su relación con la frecuencia de esta patología, que acuden al subcentro de salud La Esperanza, provincia de Imbabura, de julio a noviembre de 2012. Universidad Técnica del Norte. Imbabura. 
Recuperada de: http://repositorio.utn.edu.ec/bitstream/123456789/1261/3/INCIDENCIA%20DE%20LAS%20INFECCIONES%20DE%20VIAS%20URINARIAS%20EN%20MUJERES%20EN%20EDAD%20FERTIL%20DE%2020%20A%2040%20A%C3%91OS.pdf

9.Ministerio de Salud Pública del Ecuador (2012). 
Guía de Práctica clínica. Infección de vías urinarias en el embarazo. 11-12. 
Recuperado de: https://aplicaciones.msp.gob.ec/salud/archivosdigitales/documentosDirecciones/dnn/archivos/INFECCI%C3%93N%20DE%20V%C3%8DAS%20URINARIAS,%20GU%C3%8DA%20DE%20PR%C3%81CTICA%20CL%C3%8D%C3%ACNICA%20diciembre%2011%202012.pdf