Pionero en el cultivo de tejidos..

http://www.medicalarchives.jhmi.edu/sgml/gey.html

George Gey nació en Pennsylvania el 6 Julio 1899. En el año de 1921 se graduó de la Universidad de Pittsburgh, obtuvo su doctorado en la escuela de medicina de la Universidad Johns Hopkins en el año 1933. Fue el pionero en el cultivo de tejidos; la investigación de Gey dio la pauta para nuevos avances en los órganos y cultivo de células, e investigaciones in vitro en el área de endocrinología, oncología, y virología.

 

Incluyó técnicas innovadoras para el mantenimiento in vitro de órganos y tejidos hormonales, el mantenimiento continuo de líneas de células (normales y malignas), y la nutrición de las células en extractos de tejidos y fluidos corporales. Con su esposa, Margaret Gey, desarrolló técnicas para filmar y fotografiar el crecimiento celular dentro de los tubos de ensayo.[1]

 

From the Institute for Medical Research, Cedars of Lebanon Hospital, and the Department of Pathology, School of Medicine, University of Southern California, Los Angeles

Gey fue un hombre de visión y excentricidades, él y su esposa Margaret construyeron el Laboratorio de Investigación del Cáncer Finney-Howell en Pennsylvania con sus propias manos.

En su laboratorio construyó algunos de los mecanismos a partir de cero, al igual que su tambor de rodillos, para mantener los cultivos celulares en movimiento sutil, (técnica que fue finalmente utilizada por John Enders y su equipo, los primeros en hacer crecer el virus de la polio en tejidos no neuronales; ganando el premio Nobel con esta investigación).

A pesar de que Gey tenía la mente de un científico y las manos de un artesano, siempre estuvo acompañado de su esposa, Margaret, quien se formó como enfermera quirúrgica; ella cuidaba de los detalles del día a día, del funcionamiento adecuado del laboratorio. Esto incluyó el establecimiento de protocolos de esterilización que mantenían al laboratorio escrupulosamente limpio, para eliminar el riesgo de que los contaminantes mataran a los cultivos de células, antes de que tuvieran la oportunidad de crecer. La eficiencia y eficacia de Margaret en esta área era legendaria.[2]

HeLa cells stained with Hoechst 33258 stain.

Gey inventaba todo aparato que se le venía a la mente, con tal de conseguir su principal objetivo, crear una línea de ¨células inmortales¨, con capacidad de dividirse continuamente; en 1951 el experto en cáncer de cuello uterino Richard TeLinde le hace llegar una muestra de tejido proveniente de la paciente Henrietta Lacks.

Es bastante claro que Gey quería producir una línea celular inmortal, únicamente en beneficio de la investigación científica y la humanidad en su conjunto. Lo sabemos porque Gey desarrolló un método de envío para las células vivas y las envío a todo el mundo, regaló todos sus cultivos originales de HeLa, antes de tomarse el tiempo para realizar su propia investigación.

March of Dimes Birth Defects Foundation; in book: Smith, Jane S. (1990). Patenting the Sun: Polio and The Salk Vaccine. New York: William Morrow. ISBN 0688094945.
Gey envió células HeLa al Instituto Tuskegee, para que puedan ser producidas a gran escala para los ensayos de la vacuna contra la polio de Salk. Por supuesto, en ese momento, no existía tal cosa como una patente para una línea celular. Pero Gey aprende duramente que soltando una valiosa pieza de propiedad intelectual / biológica en un mundo lleno de gente con mente de lucro, no es el mejor movimiento. En última instancia, se perdió el control sobre cómo las células HeLa se cultivaban y se utilizaban, y no pudo incluso proporcionar una cepa pura de células HeLa. Gey apareció en un programa de T.V. en 1951 para explicar los avances en tratamientos contra el cáncer.

Gente de todo el mundo fue aprender acerca de las células de Gey. «Era todo un maestro», en aquellos días no había universidades capaces de enseñar sobre células y cultivo de tejidos.

Era una ciencia muy reservada, y la gente como Gey enseño a los jóvenes cómo hacerlo. Además capacitó a los investigadores de todo el mundo, recaudó millones de dólares para la investigación contra el cáncer, fue el fundador y primer presidente de la Asociación de Cultura (TCA) del Tejido. George Gey también donó el dinero suficiente para abrir el Centro de Ciencias de la célula W.Alton Jones en Nueva York.

En sus cinco décadas en cultivo celular, hizo muchos progresos:

  • Aisló en cultivo el momento en que una célula normal se convierte en cancerígena.
  • Capturó el comportamiento de las células normales y malignas en película.
  • Descubrió la utilización del colágeno como matriz para el cultivo celular.
  • Desarrolló la técnica del tambor de rodillo.
  • Capturó en película el comportamiento mitocondrial.

Hoy en día, pocas personas saben que estableció la línea celular HeLa. Al final, él no dejó una gran torre de trabajos publicados o invenciones patentadas; pero sí dejó un legado de entendimiento, y una base sobre la que la investigación del cáncer y el cultivo de células han crecido.

 

Le diagnostican con cáncer de páncreas en 1970 y esperó que sus propias células cancerígenas le ayudarán a establecer una línea celular inmortal «GeGe», pero esto no sucedió. En su lugar, se ofrece como voluntario para probar un nuevo medicamento de quimioterapia, lo que empeoró su cuadro y fallece el 9 de Noviembre de 1970.[3]

 


 

[1]   The Alan Mason Chesney Medical Archives of The Johns Hopkins Medical Institutions, http://www.medicalarchives.jhmi.edu/papers/gey.html
[2] http://www.shmoop.com/the-immortal-life-of-henrietta-lacks/george-margaret-gey.html
[3] http://www.pittmag.pitt.edu/mar2001/culture.html