La fitoterapia es un neologismo empleado por Henri Leclerc, médico francés (1870 – 1955), en los comienzos de siglo; desde entonces, la palabra fitoterapia se utiliza para designar los usos de las plantas medicinales con fines terapéuticos, ya sea para prevenir, atenuar o curar un estado patológico. (1)

 

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha tratado de mitigar sus dolencias y prolongar su vida. Este hecho se ha observado desde que existen registros históricos, de civilización en civilización, hasta nuestros días. En épocas en que el hombre solo tenía a su disposición los recursos que el planeta le otorgaba, buscó en estos las herramientas para disminuir el dolor físico y evitar la muerte. Entre los recursos más aprovechados por distintas culturas a través de la historia, se encuentran los recursos minerales, animales y vegetales.

Los primeros usos curativos de las plantas se remontan a unos 10000 años en la India, mientras que los más antiguos documentos que lo testimonian pertenecen a los chinos, entre todos se destaca el Herbolario de Shên Nung (2700 a.C.), conocido como “Granjero Divino” quien enseñó a sus súbditos el cultivo de las plantas y fue el primero en reunir en un libro más de 100 remedios de origen vegetal; se le atribuye la introducción de la medicina herbolaria y, además, la técnica de la acupuntura.

 

Importantes fueron también algunos papiros egipcios que plasman el conocimiento de esa gran civilización en más de 700 formas diferentes de medicamentos de naturaleza vegetal y animal.
Famosos son los encontrados por el egiptólogo alemán G.M. Ebers (1837-1898) y también los de Smith (1600 a.C.), que tratan 160 tipos de drogas como el opio, etc. Textos indios entre el 1000-800 a.C., también mencionan más de 800 drogas medicinales, así como algunas tablas pertenecientes a la civilización asirio-babilónica; mencionan también las plantas y sus efectos sobre la salud.

 

En América se han encontrado restos de plantas que datan de 5000 a 10000 años tanto en la cultura azteca como en la incaica; una de estas plantas era la “coca”; planta mágico-religiosa usada por lo incas como un estimulante de la vitalidad entre otras propiedades.

Paracelso, el padre de la Farmacología Química, médico y químico suizo en pleno renacimiento, fue el primero en señalar que las propiedades medicinales de las plantas radican en sus principios activos aislables por técnicas alquímicas. Esta observación constituye la base de la Farmacología Moderna “El primer texto escrito sobre la terapia con plantas, data aproximadamente del año 3000 a. C”.

 

“Con la cultura egipcia se inicia la fitoterapia más racional que conlleva una sistematización de los diferentes remedios vegetales”.

Fueron estas las bases para que la Fitoterapia tome sus primeros indicios y es así que en el año de 1980 ya contaba con una definición más acabada: “terapia complementaria que utiliza plantas o partes de ellas donde el empirismo de la medicina tradicional se transforma en fundamento científico”; en otras palabras, a la medicina tradicional o autóctona se la pone a prueba en laboratorios siguiendo el método científico para validar o descartar el uso popular.

 

1. Bodeker G. & Kronenberg F. (2002). A Public Health Agenda for Traditional, Complementary, and Alternative Medicine, pp. 82-85.