Más conocido como Cranberry (su nombre en inglés), el arándano es un alimento cuyo consumo, además de proporcionar beneficios a nivel nutricional, ha sido relacionado con la prevención y el tratamiento de algunas enfermedades (1), incluyendo el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.


  El arándano, es objeto de gran interés para la comunidad científica, al punto que existe una diversa y nutrida cantidad de estudios sobre el mismo, varios de los cuales han sido utilizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como base para reconocer al arándano dentro del selecto grupo de plantas con propiedades medicinales. (1)

El interés por el uso medicinal de productos como el arándano ha dejado de ser exclusivo de la medicina tradicional y complementaria (MTC).

En la estrategia 2014 – 2023 sobre MTC difundida por la OMS, se recomienda abiertamente a los países del mundo integrar, bajo ciertas condiciones, productos como el arándano y otros de la MTC a la medicina convencional y a los sistemas públicos de salud, reconociendo además que su integración supone hasta un 30% en la reducción de costes por asistencia sanitaria y tasas de mortalidad, según grupos de edad y tipo de MTC. (3)

  Con base en lo mencionado, el presente artículo contiene información de interés que abarca desde la naturaleza y composición misma del arándano, pasando por una revisión breve pero concisa de una parte relevante de la problemática de salud en nuestro medio, y finalmente, se describe el potencial medicinal del arándano para hacer frente a dicha problemática, con base en investigaciones y estudios científicos.

Los arándanos son plantas únicas en su especie y su uso con potenciales efectos sobre la salud parece haber sido ya común entre los nativos de Norte América.

 
Registros históricos dan cuenta de su utilización para el tratamiento de heridas de flecha e incluso de su consumo adoptado por los colonos europeos al llegar a América, especialmente entre marineros y cazadores de ballenas, para prevenir el escorbuto asociado a la deficiencia de vitamina C. (4)
Existen dos especies principales de arándano, el arándano americano (Vaccinium macrocarpon) y el arándano europeo (V. oxycoccos), siendo el primero el más cultivado, lo cual ubica a Estados Unidos y Canadá como los dos principales productores de arándano en el mundo, ofreciéndolo casi en un 100% como producto procesado y menos del 5% en fresco debido principalmente a su sabor demasiado ácido. (4)
   

Arándano – Composición Química

El fruto de arándano contiene principalmente ácidos orgánicos como el ácido cítrico y químico, ácidos fenólicos como el clorogénico, más de 10% de su composición en taninos (principalmente taninos de catecol). Flavonoides como miricetina y glucósido de querecetina, pero además antocianinas y compuestos basados en antocianidinas, cianidina y peonidina atados a azúcares como glucosa, arabinosa o galactosa siendo los galactósidos de peonidina y cianidina los que predominan (1).

Existen dos especies  principales de arándano , el arándano americano(Vaccinium  macrocarpon) y el el arándano europeo (V. oxycoccos), siendo el primero el más cultivado, lo cual ubica a Estados Unidos y Canadá como los dos principales productores de arándano en el mundo, ofreciéndolo casi en un 100% como producto procesado y menos del 5% en fresco debido principalmente a su sabor demasiado ácido. (4)
https://www.eltelegrafo.com.ec/media/k2/items/cache/36a4496db4035613d2c99c7ae0904e82_XL.jpg

Algunos de los sinónimos del arándano americano, reconocidos por la OMS son, afonya, arándano americano, mortiño, baya del oso, arándano del pantano. (1)

     
1. Organización Mundial de la Salud (OMS) (comp.). (2009). 
Monografías en Plantas Medicinales Selectas (Vol. 4). España. 149-166.

2. Organización Mundial de la Salud (comp.). (2003). 
Dieta, Nutrición y Prevención de Enfermedades Crónicas. 
Serie de Informes Técnicos (916). Ginebra. 13-20, 83, 93, 103.

3. Organización Mundial de la Salud (2013). Portal de información. 
Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023.

4. Neto, C., Vinson J. Medicina Herbal: aspectos clínicos y biomoleculares (2da. Ed) 
Cap. 6: Arándano. National Center for Biotechnology Information (NCBI) (comp). 
Recuperado de: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK92762/